El paro sube en Barbanza y castiga al sector servicios y a la industria

María Hermida
maría hermida RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

MARCOS CREO

En septiembre, el número de desempleados se incrementó en 441 personas

03 oct 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

En septiembre el paro suele subir en Barbanza. Y resulta lógico que sea así porque se trata de una comarca turística en la que en verano se hacen contratos en el ramo de la hostelería que finalizan casi siempre en cuanto expira agosto. Pero ese año el desempleo se incrementó en septiembre de una manera muy significativa, en un total de 441 personas. Y eso sí que ya no es tan normal ni habitual -el año pasado, cuando la economía iba peor, en septiembre la subida había sido de 108 personas-. ¿Por qué fueron tan mal las cosas esta vez? Porque al fin de las contrataciones en el sector servicios, es decir, en la hostelería o la limpieza y vigilancia de playas hay que sumarle una significativa pérdida de empleos en la industria que en la comarca la integran básicamente las fábricas conserveras.

En número de parados en el sector servicios se incrementó en 295 personas en el último mes. Y ello, lógicamente, tiene que ver tanto con la bajada del turismo como con el fin de los contratos veraniegos que hacen los concellos. Los municipios donde, porcentualmente, más afectó la bajada de las contrataciones en este ámbito fueron Muros, Carnota y Porto do Son.

¿Qué pasó con la industria? Que el número de parados en este ámbito subió en septiembre en un total de 196 personas. Esto es debido, al menos en gran parte, al problema de la toxina del mejillón, que obligó a las conserveras a parar la campaña y que todavía ahora trastoca los planes tanto de las fábricas como de las depuradoras y cocederos, ya que la marea roja persiste. Porcentualmente, los términos más afectado por la bajada de las contrataciones en el sector industrial son Rianxo, Noia, Boiro y Ribeira.

Mejor que hace un año

Actualmente, y con el paro desbocado de nuevo tras varios meses en los que se había reducido, el único consuelo es pensar que la situación es mejor que la del año anterior. No en vano, el número total de desempleados ahora mismo en la comarca asciende a 8.894 personas, mientras que el año pasado era de 9.850.

Además, puede que en octubre las cosas se enderecen un poco, al menos en la zona de Noia. No en vano, está previsto que comience la campaña marisquera. Y, aunque las previsiones no son buenas por la talla pequeña del berberecho, el reinicio de la actividad lleva aparejadas numerosas contrataciones por parte del pósito. Así que se supone que por ese lado sí debería bajar el paro.