Setenta reses fueron aseadas e identificadas en la Rapa das Bestas de Baroña

la voz

El Curro da Enxa, situado en terrenos de la comunidad de montes de Baroña, concentró ayer a unos cincuenta visitantes, que se acercaron a observar la rapa das bestas de este año. Se trató de una actividad destinada a la limpieza de los animales, no de la típica festividad asociada a las romerías. A lo largo del día, cinco comuneros, con la colaboración de algunos vecinos, protagonizaron las labores de cuidado que realizan tres veces al año sobre los equinos. Raparon a setenta caballos, de entre ellos doce potros.

Xan Ovidio Queiruga, presidente de la comunidad de montes de Baroña, explicó el sistema utilizado en esta ocasión: «Primeiro rapamos ás bestas para evitarlles a calor do verán, despois desparasitámolas polo tema dos insectos e sobre todo das moscas. E por último identificamos aos que aínda non teñen chapa nin microchip». En esta edición identificaron a 17 animales, con la tradicional chapa amarilla y el microchip obligatorio de la Xunta de Galicia.

Selección de los grupos

Según relató Queiruga, el método que utilizaron los miembros de la comunidad para reunir al ganado consistió en juntar a los animales de cada cierre en los que se subdivide el monte en un solo curro. Allí, tras los trabajos de mantenimiento, se seleccionaron los nuevos grupos para volver a separarlos en cada cierre. El criterio es el de separar a madres e hijos para que no se creen problemas de consanguinidad. También influye la capacidad de cada semental. Las manadas suelen estar formadas por un macho y unas quince o veinte hembras. La experiencia se repetirá en octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Setenta reses fueron aseadas e identificadas en la Rapa das Bestas de Baroña