Noia presume de su nuevo símbolo

El puente que une A Barquiña y Testal acaparó la atención en el estreno de la variante


Noia / La Voz

No fue casual que el lugar escogido para que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y las demás autoridades se bajasen del autobús que habían cogido para recorrer parte de la variante fuese la zona atirantada del puente sobre la ría de Noia. Ni que la carpa destinada a las intervenciones de los políticos estuviese estratégicamente situada para que lo que se viese a espaldas de los oradores fuese, precisamente, el viaducto de 1.657 metros. Esta estructura, todo un reto técnico, se ha convertido ya en el nuevo emblema del municipio, y de él presumieron ayer los noieses.

Fueron muchas las personas que se acercaron a Testal para no perderse detalle del acto inaugural. Abarrotaron la carpa instalada en la explanada portuaria y aplaudieron a rabiar con cada intervención. Hubo incluso vítores, cánticos y bombas de palenque. Todo para festejar la entrada en servicio de una carretera «moi esperada, moi ansiada», y que además ha dotado al municipio de un espectacular paseo peatonal suspendido sobre la ría.

Antes y después del acto oficial de inauguración, el ambiente sobre el viaducto era de foto. Cantidad de vecinos paseaban por la estructura, inmortalizaban el momento con cámaras y teléfonos móviles y se admiraban de las vistas que ofrece el puente, bautizado como Ría de Noia. «Isto é unha marabilla de paseo, para os coches e para as persoas», decían unos, mientras unas niñas a las que hacía ilusión estrenar el viaducto decían que les había gustado «muchísimo» y unos pasos más atrás otra mujer afirmaba rotunda: «Isto é o mellor que ten Noia».

Ante el atril, también los responsables de la Administración autonómica presumieron a gusto de la variante noiesa y, más concretamente, del puente que cruza la ría.

Sinónimo de modernidad y progreso, emblema que identificará a Noia o reto desde el punto de vista técnico son algunas de las expresiones que se utilizaron para referirse al viaducto.

Adiós a los atascos

Dos expresiones del presidente de la Xunta resumen muy gráficamente lo que supone la entrada en servicio de esta infraestructura. En alusión al acercamiento de la zona a Santiago dijo que, desde ayer, «os concellos da área de Noia teñen unha catedral, e o Apóstolo xa ten unha ría»; mientras que para aludir a la desaparición de los atascos que colapsan el centro de la villa afirmó: «Esta ponte o que fai é devolverlle aos veciños as rúas de Noia».

También la nueva conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, habló de las retenciones asegurando que «xa son cousa do pasado». Destacó además que la variante es un «paso definitivo para a vertebración da ría».

Aunque nunca ha estado de acuerdo con el trazado elegido para la construcción de la variante, el regidor noiés, Rafael García Guerrero, también se sumó a la fiesta y agradeció el compromiso mostrado por el ejecutivo de Feijoo con la obra: «Desde unha óptica distinta á da Xunta na concepción do territorio e as infraestruturas, é de agradecer o esforzo inversor no noso concello».

Más información en la sección de Galicia, página 14

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Noia presume de su nuevo símbolo