Noia presume de su nuevo símbolo

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

BARBANZA

MARCOS CREO

El puente que une A Barquiña y Testal acaparó la atención en el estreno de la variante

05 jul 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

No fue casual que el lugar escogido para que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y las demás autoridades se bajasen del autobús que habían cogido para recorrer parte de la variante fuese la zona atirantada del puente sobre la ría de Noia. Ni que la carpa destinada a las intervenciones de los políticos estuviese estratégicamente situada para que lo que se viese a espaldas de los oradores fuese, precisamente, el viaducto de 1.657 metros. Esta estructura, todo un reto técnico, se ha convertido ya en el nuevo emblema del municipio, y de él presumieron ayer los noieses.

Fueron muchas las personas que se acercaron a Testal para no perderse detalle del acto inaugural. Abarrotaron la carpa instalada en la explanada portuaria y aplaudieron a rabiar con cada intervención. Hubo incluso vítores, cánticos y bombas de palenque. Todo para festejar la entrada en servicio de una carretera «moi esperada, moi ansiada», y que además ha dotado al municipio de un espectacular paseo peatonal suspendido sobre la ría.

Antes y después del acto oficial de inauguración, el ambiente sobre el viaducto era de foto. Cantidad de vecinos paseaban por la estructura, inmortalizaban el momento con cámaras y teléfonos móviles y se admiraban de las vistas que ofrece el puente, bautizado como Ría de Noia. «Isto é unha marabilla de paseo, para os coches e para as persoas», decían unos, mientras unas niñas a las que hacía ilusión estrenar el viaducto decían que les había gustado «muchísimo» y unos pasos más atrás otra mujer afirmaba rotunda: «Isto é o mellor que ten Noia».