Los emigrantes siguen en la calle

Unas cien personas se concentraron frente a la delegación de Hacienda


ribeira / la voz

Los emigrantes retornados continúan a pie de calle. Podría pasarles factura el hecho de llevar tiempo protestando sin que sus reivindicaciones sean escuchadas por la Administración, pero no. Continúan firmes con sus manifestaciones; gritando a los cuatro vientos que están hartos de que Hacienda esté cobrándoles atrasos, intereses y multas por las pensiones que perciben del extranjero por las que no habían cotizado. Ayer volvieron a hacer una demostración de fuerza. Sobre las 11.00 horas, alrededor de un centenar de personas se dieron cita frente a la sede de la delegación ribeirense de Hacienda.

Allí, armados con silbatos y sus propias gargantas, volvieron a dejar claro que Montoro les trae por la calle de la amargura. Indicaron que hay afectados a los que les llevan cobrados más de 20.000 euros y que esta situación es insostenible. En los corrillos, como es habitual cada vez que se concentran, las historias personales fueron dándose a conocer. Hay quien cuenta que tuvo que vender una herencia para pagar a Hacienda, quien se deshizo de tierras por la misma causa, tampoco falta quien explique que suscribió un crédito en cuanto empezaron a llegarle cartas informándole de que tenía que pagar tributos y sanciones por las pagas del extranjero de los últimos años. «A situación é realmente dramática», indicaba Xosé Deira, ex alcalde de Boiro y portavoz de una de las dos plataformas de emigrantes retornados que se crearon en Barbanza.

Y es que el número de afectados en la comarca, que continúa creciendo, es tan elevado que se crearon dos colectivos para protestar; uno en la zona de Muros-Noia y otro en Arousa-Norte. Ayer, en la concentración en Ribeira, había vecinos de las dos partes de la zona barbanzana. Quedaron emplazados además para una nueva cita.

Charla con abogados

La intención es que varios abogados se reúnan con los emigrantes retornados para informarles de qué pasos se pueden dan para intentar tanto que dejen de llegar notificaciones como para intentar recuperar el dinero pagado a Hacienda, sobre todo, en concepto de sanciones. Ese encuentro con los letrados tendrá lugar el próximo mes.

Mientras tanto, ambas plataformas continuarán al pie del cañón. Dicen que Hacienda cada vez envía más cartas para «continuar perpetrando o seu gran roubo». Así que, lejos de calmarse, los ánimos siguen caldeados y las espadas continúan sin bajarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los emigrantes siguen en la calle