La asamblea del cerco no acepta el principio de acuerdo

Los armadores acordaron por unanimidad en Portosín, en una tensa reunión, exigir a Madrid que «rompa e faga desaparecer o seu borrador». La flota seguirá parada y se preparan nuevas movilizaciones


Ribeira

Vuelta a empezar. La asamblea del cerco, celebrada en Portosín y a la que asistieron 121 armadores (que representan a la mayoría del sector en Galicia) convirtió en papel mojado, tras varias horas de tenso debate, el principio de acuerdo alcanzado ayer en la Xunta. Es decir, que cuando parecía que se caminaba hacia la solución tras varias semanas de crisis, crispación y graves incidentes, las cosas vuelven a estar como el principio. O incluso peor. Los armadores reunidos en Portosín no acatan los criterios de reparto ni siquiera por este año y le exigen a Madrid que rompa y «faga desaparecer dunha vez por todas» el borrador de distribución de las cotas de jurel y xarda. También piden que se realice un reparto lineal y por tripulante entre todos los pescadores del Cantábrico noroeste. Los armadores decidieron continuar con la flota parada de forma indefinida y, aunque no se concretaron en la reunión, se preparan nuevas movilizaciones y medidas de presión de las que los afectados serán avisados vía Whatsapp conforme se vayan programando. En la reunión, que se prolongó desde las diez y media de la mañana hasta casi las tres de la tarde, también se acordó exigir a Rosa Quintana que vaya a Madrid con el sector y exija allí que desaparezca el actual borrador y se haha uno nuevo. Por tanto, nueva vuelta de tuerca a esta conflicto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

La asamblea del cerco no acepta el principio de acuerdo