PP y PSdeG se desmarcan de la suspensión de la variante de Portosín

El grupo AGE, con el apoyo del BNG, defendió sin éxito en el Parlamento la suspensión del proyecto para destinar la inversión prevista a gastos sociales


Santiago de Compostela

Los grupos del PP y el PSdeG le cortaron este jueves el camino a una iniciativa llevada al Parlamento por Alternativa Galega de Esquerda (AGE), en la que reclamaban la suspensión de la variante de Portosín por entender que es «un disparate» invertir más de 24 millones de euros en una infraestructura de «gran impacto ambiental» y que no servirá, preconizó el diputado Antón Sánchez, para reducir los tiempos de viaje entre Porto do Son y Noia.

El diputado de AGE defendió reorientar hacia el gasto social o las políticas de empleo los fondos que se enterrarían en la operación, dijo, «de saqueo e latrocinio» de la variante de Portosín, una circunvalación por el interior que une la localidad noiesa de Taramancos con la sonense de Nebra. «Falen cos vecinos e pregunten onde queren gastar os cartos», esgrimió Antón Sánchez durante el debate, «e xa verán como non tragan con estas mamonadas», le espetó al PP.

El BNG, a través de Ana Pontón, se posición con AGE en el debate, pues entiende que la Xunta «non ten argumentos» para defender una infraestructura que, según expuso, solo mejorará los tiempos de recorrido en unos cuantos segundos a un coste cercano a los 30 millones de euros.

Los socialistas se desmarcaron de inmediato de la posición de los grupos minoritarios. El diputado Xosé Sánchez Bugallo intentó influir en la posición de AGE a través de una enmienda en la qu eno hablaba de cancelar el proyecto de la variante, sino de negociar con el Concello de Porto do Son para buscar «a mellor opción» para el trazado. «A estrada de alta capacidade debe ter continuidade», insistió Bugallo, en alusión al corredor de Noia. «¿Continuidade ata onde, ata Portugal para logo vir de volta?», replicó irónicamente Antón Sánchez.

A las fisuras surgidas entre la oposición sobre la variante se añadió el determinante pronunciamiento del PP a favor de esta obra y del trazado propuesto. El diputado Santiago Freire tomó la palabra en nombre el grupo mayoritario para advertir que la variante no mejora la accesibilidad de un núcleo de 600 habitantes, como dijo AGE en alusión a Portosín, sino de todo un municipio con 10.000 vecinos. Y dicho eso hizo apuesta encendida por la «planificación», y eso, a su juicio, consiste «en deixar definido ese trazado» y hacerlo coincidir con el corredor de Noia.

El voto contrario del grupo mayoritario del PP tumbó la petición de AGE, respaldada únicamente por el BNG, pues el PSdeG se inclinó finalmente por la abstención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

PP y PSdeG se desmarcan de la suspensión de la variante de Portosín