La ejecución del paso elevado de Orro obligará a realizar cortes en la AC-550


Noia / La Voz

En su reciente visita a la comarca, el presidente de la Xunta confirmó que la variante de Noia entrará en funcionamiento este verano, y poco a poco se ven avances en su ejecución. Las dos márgenes de la ría están prácticamente unidos ya, y en el paso elevado de Orro, que conectará la circunvalación con el corredor Brión-Noia, se iniciaron los trabajos para instalar el tablero, unas obras que obligarán a realizar cortes de tráfico puntuales en la rotonda de la carretera comarcal AC-550.

Según indicaron fuentes de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, la previsión es que estos cortes en la circulación, que, aclararon, serán puntuales y estarán perfectamente señalizados, se prologarán hasta el mes de abril.

Seguridad

Durante las próximas semanas se llevará a cabo el transporte e instalación de los elementos que conformarán el paso elevado, y para poder hacer esto con las debidas condiciones de seguridad están previstas las restricciones en el tránsito rodado por la rotonda de la AC-550. Se trata de un punto sensible para la circulación ya que en esa glorieta confluyen el corredor a Santiago y el vial comarcal que lleva a Muros.

El objetivo de la consellería es rematar esta fase de las obras lo antes posible para minimizar los trastornos que ocasionará en el tráfico. Si los trabajos se desarrollan según lo previsto, la variante al fin será una realidad dentro de unos meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La ejecución del paso elevado de Orro obligará a realizar cortes en la AC-550