La ejecución del paso elevado de Orro obligará a realizar cortes en la AC-550

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

BARBANZA

MARCOS CREO

25 feb 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

En su reciente visita a la comarca, el presidente de la Xunta confirmó que la variante de Noia entrará en funcionamiento este verano, y poco a poco se ven avances en su ejecución. Las dos márgenes de la ría están prácticamente unidos ya, y en el paso elevado de Orro, que conectará la circunvalación con el corredor Brión-Noia, se iniciaron los trabajos para instalar el tablero, unas obras que obligarán a realizar cortes de tráfico puntuales en la rotonda de la carretera comarcal AC-550.

Según indicaron fuentes de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, la previsión es que estos cortes en la circulación, que, aclararon, serán puntuales y estarán perfectamente señalizados, se prologarán hasta el mes de abril.

Seguridad

Durante las próximas semanas se llevará a cabo el transporte e instalación de los elementos que conformarán el paso elevado, y para poder hacer esto con las debidas condiciones de seguridad están previstas las restricciones en el tránsito rodado por la rotonda de la AC-550. Se trata de un punto sensible para la circulación ya que en esa glorieta confluyen el corredor a Santiago y el vial comarcal que lleva a Muros.