Reclaman hasta 23.000 euros a emigrantes retornados de la zona

Hacienda cobra atrasos, multas e intereses por pensiones del extranjero


ribeira / la voz

Hacienda sigue pisando el acelerador con los emigrantes retornados. En la comarca está enviando cartas de forma masiva para reclamarles el pago de atrasos, intereses y multas por pensiones que cobran del extranjero por las que no habían cotizado -algunos habían preguntado en Hacienda y les habían dicho que no tenían que pagar-. Hay vecinos a los que les reclamaron y que ya abonaron hasta 23.000 euros. La situación asfixia a muchas familias. De ahí que ayer, que había una convocatoria de manifestación delante del Parlamento, de Barbanza partiesen dos autobuses de afectados, así como numerosos coches particulares. «Hai que intentar parar isto como sexa, é un atraco», señalaba ayer un perjudicado de la comarca noiesa.

Aunque las reclamaciones de Hacienda se están sucediendo desde mediados de año, los afectados tardaron en movilizarse. Ahora, en Barbanza ya hay constituidas dos plataformas; una en la zona noiesa y otra en Arousa norte. En ambos casos, se tiene constancia de afectados que ya pagaron más de 20.000 euros. Hay dos ejemplos significativos. Uno, el de Benito Villaverde, vecino de Outes, al que le fueron reclamando distintas cantidades y ya abonó a Hacienda 16.500 euros, pero le siguen llegando cartas y, ayer, con voz compungida, decía: «Eu non sei a onde vai chegar isto. Levo meses recibindo cartas e aínda teño pendente de entregar 2.500 euros. A miña vida, aos 70 anos, e despois de estar separado da familia máis de vinte anos, estase convertendo nun inferno. Estou tomando un tratamento para os nervios porque non podo aguantar o que está pasando».

Otro de los casos más llamativos es el de Ramón Dieste, de Boiro, que estuvo emigrado en Alemania, Bélgica e Italia, cobra pensiones por los tres países, y le reclamaron 23.000 euros, que ya abonó. «Pagueino como puiden, pero é terrible que pase isto», señalaba ayer.

Seguir luchando

Por supuesto, Benito Villaverde y Ramón Dieste eran dos de las personas que conformaban el ejército de afectados que ayer, sobre las dos de la tarde, partieron desde Barbanza hacia Santiago para protestar. Su intención era concentrarse enfrente del Parlamento y tocar los más variopintos instrumentos para escenificar su malestar. Y así se hizo. «Deixamos ben claro que nos opoñemos a isto», dicía Xoán Patiño, portavoz de la plataforma noiesa. «A xente está moi enfadada, eramos unhas dúas mil persoas protestando», añadía Xosé Deira, una de las personas que ayudó a formar la plataforma de Arousa norte.

De momento, no hay previstas más protestas. Pero ninguno de los perjudicados parece dispuesto a dejar morir la lucha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Reclaman hasta 23.000 euros a emigrantes retornados de la zona