Cáritas de Noia recaudó 2.000 euros en su rastrillo

El colectivo califica de extraordinario el resultado y anuncia que la experiencia se repetirá en cuestión de días


ribeira / la voz

La llamada solidaria es, estos días, más sonora que nunca. Desde distintos puntos de la comarca se organizan actividades de carácter benéfico. Y lo mejor de todo es que la respuesta de los vecinos está siendo altamente positiva. Sin ir más lejos, Cáritas logró durante la mañana de ayer recaudar nada menos que 2.000 euros en el rastrillo que montó en el claustro de la casa consistorial con el material que le donaron unos 130 establecimientos comerciales de la villa.

El presidente de la organización, José Luis Rodríguez, no podía ocultar su satisfacción: «Este é un aguinaldo extraordinario que nos vai vir moi ben para afrontar o difícil período que se aproxima entre xaneiro e maio». Y la cifra puede verse incrementada en los próximos días, puesto que, como no se despachó toda la mercancía expuesta, la intención del colectivo es repetir la experiencia entre finales de este mes y comienzos de enero: «Quedounos máis ou menos o 25% do material. A idea é poñelo de novo á venta, xunto con outro que nos poidan facer chegar as tendas, en outro rastrillo».

El presidente de Cáritas explicó que el flujo de gente fue ayer constante en el claustro de la casa consistorial y cifró en unas trescientas, las personas que pasaron por el mercadillo durante las cuatro horas y media que permaneció abierto. A las 14.30 horas, cuando los miembros de la entidad empezaban ya con las tareas de recogida de la mercancía sobrante, algún rezagado echaba el último vistazo a los productos.

Periodicidad anual

José Luis Rodríguez aseguró que la expectación que despertó la iniciativa le cogió desprevenido: «Houbo pezas coma os artigos de ferretería que voaron nada máis empezar. Tamén tivo boa saída a roupa e a bixutería». Tal fue el éxito que el presidente de Cáritas no dudó en anunciar que el rastrillo pasará a formar parte de las actividades benéficas que cada año lleva a cabo la entidad: «Queríamos probar pero, visto o visto, vai haber rastrillo benéfico cada Nadal».

El responsable de la entidad benéfica quiso agradecer la colaboración prestada por los comercios que donaron los productos, así como por las personas que hicieron compras en este mercado. Un empresario local, Pichero, se sumó a la propuesta solidaria cambiando fotos por alimentos. La idea funcionó y el retratista tuvo una mañana bastante ajetreada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cáritas de Noia recaudó 2.000 euros en su rastrillo