Cáritas de Ribeira y Noia destinaron 93.000 euros este año a ayudar a familias sin recursos

Ambas organizaciones consumieron en nueve meses el presupuesto anual


Las organizaciones de Cáritas en la comarca, especialmente las de Ribeira y Noia, han tenido que redoblar sus esfuerzos y echar mano de la solidaridad para recaudar fondos y poder continuar ayudando a las familias sin recursos. Entre enero y septiembre, ambas agrupaciones destinaron la totalidad de su presupuesto para el 2013, 70.000 euros en el caso ribeirense y unos 13.000 en el noiés, a paliar las carencias de quienes no tienen ya ni para pagar la bombona de butano.

Aunque todas las entidades de Cáritas barbanzanas ven como sus recursos menguan, sin que los ingresos aumenten en la misma proporción, las de Noia y Ribeira están pasando por un momento especialmente delicado y se ven impotentes para hacer frente a la demanda.

El responsable noiés, José Rodríguez Hermo, no duda en afirmar: «Económicamente estamos muy mal». Hasta el punto de que la agrupación ya está haciendo uso del porcentaje que le corresponde de la venta de lotería de Navidad para sufragar los gastos corrientes de las familias que lo están pasando peor.

En un concierto solidario efectuado el fin de semana a beneficio de la entidad lograron recaudarse 225 euros. Para el 15 de diciembre, en colaboración con Noia Histórica, tendrá lugar un rastrillo. Rodríguez Hermo hace un llamamiento a los establecimientos comerciales para que colaboren.

Campaña en locales hosteleros

También negocios hosteleros noieses cooperarán con Cáritas. Por el momento son cinco, pero pueden sumarse los que lo deseen. Los participantes colocarán unos recipientes para que los clientes depositen donativos.

Además, la empresa Habelas Hailas destina a la organización el 10% de los productos que se venden en el hipermercado Eroski.

Por lo que respecta a Cáritas de Ribeira, recibió en las últimas semanas donativos anónimos por importe de 1.750 euros, a los que hay que sumar los 800 euros recaudados en una colecta en la iglesia y el dinero que se obtuvo en el mercadillo solidario que, por cierto, se repetirá después de Reyes.

Ahora, el colectivo piensa en el festival que efectuará el 20 de diciembre. Se sortearán artículos regalados por establecimientos del municipio. Quienes deseen aspirar al premio tienen que comprar alguna de las rifas que, al precio de un euro, comenzarán a venderse la próxima semana. El dinero que se reúna se destinará íntegramente al colectivo. Su secretario, Manuel Mirás, explica que cada semana acuden 90 personas al banco de alimentos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Cáritas de Ribeira y Noia destinaron 93.000 euros este año a ayudar a familias sin recursos