Vecinos y empresarios se vuelcan con los necesitados

Cruz Roja de Ribeira recibió ayer 130 kilos de alimentos no perecederos y Cáritas recaudó el fin de semana 2.135 euros


ribeira / la voz

Los barbanzanos se vuelcan con las causas solidarias y su implicación va en aumento a medida que la situación económica empeora para muchas familias. Tanto vecinos como empresarios lo demuestran día a día. El último ejemplo tuvo lugar el pasado lunes. La empresaria Josefa Sampedro, propietaria de un salón de estética en Ribeira, realizó una campaña en la que regalaba quince minutos de un tratamiento facial o corporal a las clientas que trajesen cinco kilos de alimentos no perecederos. Reunió unos 130 kilogramos, que ayer recogió la presidenta de Cruz Roja, Ángeles Cores.

Sampedro repetirá la experiencia el 9 de diciembre, en este caso a beneficio de Cáritas.

Por su parte, los niños del colegio Galaxia de Ribeira, en una campaña denominada Desayuno para todos, juntaron 814 litros de leche y unos 100 kilos de galletas que entregaron a Cáritas.

Esta ONG logró reunir, en su mercadillo del pasado fin de semana, 1.335 euros con la venta de productos donados por comercios del municipio. En la colecta efectuada en la eucaristía del domingo se juntaron 800 euros y, además, un buen número de vecinos dejaron comida en el templo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vecinos y empresarios se vuelcan con los necesitados