La subida del IBI enfrentó de nuevo al gobierno muradano con la oposición

Los concejales no adscritos fueron expulsados tras ser rechazada su moción


Muros / Noia

Los vecinos de Muros no verán reducidas sus cuotas tributarias para el próximo año, pese a que los ediles no adscritos intentaron de nuevo introducir por urgencia una moción solicitando modificar el canon aprobado por el ejecutivo en la sesión plenaria celebrada anteayer. Además de no admitirse a trámite la propuesta, las edilas María Xosé Alfonso y María Sambade fueron expulsadas del pleno por la regidora, Caridad González, por entender que las concejalas no respetaban el turno de intervención ni la compostura debida.

Caridad González razonó su oposición a la propuesta por estar fuera de plazo la modificación de las tarifas correspondientes al IBI, por ser un asunto ya resuelto por el pleno y por incluirse en el plan de ajuste municipal la subida para recaudar más de 183.000 euros. Los intentos de intervenir en el debate de las concejales del grupo no adscrito, que ya habían sido advertidos previamente, lo resolvió la alcaldesa con la expulsión de las dos edilas, a quienes acompañó también el otro concejal del grupo, José Manuel Quintela.

Durante la sesión se aprobó una iniciativa del ejecutivo sobre la adecuación al PXOM de varias parcelas en el municipio. Este asunto ya se había aprobado el pasado mes de mayo, según expuso María Xosé Alfonso, aunque el llevarlo de nuevo a pleno se debe, según le replicó la alcaldesa, a una petición de la Secretaría Xeral de Urbanismo.

Copago de medicamentos

Los ediles socialistas aprobaron en solitario una moción del ejecutivo para solicitar la derogación del copago sanitario para los enfermos crónicos. Los concejales no adscritos pretendían que además se habilitase una partida económica para que el Concello asumiera el pago de las medicinas a los más necesitados.

Por su parte, el portavoz de los populares, José Antonio Siaba, señaló que a nadie le gusta esta decisión pero que es necesaria para garantizar la sostenibilidad de la sanidad pública.

Los concejales del PP también se opusieron a una iniciativa socialista que pretendía demandar al Gobierno central la retirada del proyecto de reforma energética, al manifestar su portavoz que el PSOE se opone ahora a una política energética fomentada durante su mandato. La edila María Xosé Alfonso explicó el apoyo de su grupo a la propuesta diciendo que la futura ley atenta contra la producción de energías renovables domésticas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La subida del IBI enfrentó de nuevo al gobierno muradano con la oposición