Alumnos de bachiller y ciclos siguieron masivamente la huelga

maría hermida ribeira / la voz RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

MARCOS CREO

La participación fue más tímida entre los estudiantes de ESO

23 oct 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Ayer comenzaba en toda España la gran protesta verde; esa que pretende demostrarle al ministro Wert que la Lomce genera un importante rechazo en la comunidad educativa. Es verde porque ese es el color elegido para las camisetas, pancartas y demás herramientas con las que se simboliza la lucha contra la política educativa del Gobierno. Ayer se iniciaban, por tanto, tres días de huelga, los dos primeros del alumnado y el tercero de estudiantes, docentes y padres. Y en Barbanza, a excepción de algunos centros, el seguimiento del paro fue masivo por parte de los alumnos de bachiller y ciclos formativos. La respuesta fue algo más tibia en la ESO. Aún así, muchos alumnos de educación secundaria obligatoria también se sumaron a la convocatoria.

En buena parte de los institutos de la comarca, el paro en bachiller y ciclos formativos se movió en una horquilla entre el 75 y el 100%. Así sucedió en centros como Praia Barraña, Espiñeira, Número Un, los institutos de A Pobra, Rianxo y Porto do Son, el Leliadoura, el Fontexería de Muros o el María Assumpta noiés. Precisamente, desde este último centro noiés señalaban que en su caso -solo tienen ciclos, no bachiller- había faltado el 100% de los alumnos de la enseñanza profesional. Y una cifra igual de redonda daban en el instituto de Espiñeira boirense con respecto a estudiantes de ciclos y bachiller.

Las excepciones

De todas formas, hubo excepciones. Y no faltaron centros donde el paro del alumnado fue muchísimo menos significativo. Así lo explicaban desde el Virxe do Mar de Noia, donde reducían el seguimiento de la huelga al 5%. También hablaban de escasa repercusión del paro en el Lamas de Abade de Carnota, el Coroso ribeirense -aunque en algún ciclo faltó el 80% del alumnado- y el colegio Galaxia. Por su parte, en el Campo de San Alberto el director dijo que «non houbo incidencias de ningún tipo».