Por primera vez en años, los cazadores identificados por el Seprona tenían todo en regla

LA VOZ

El inicio de la nueva campaña de caza en Barbanza ha comenzado sin incidencias. El domingo, que fue la jornada inaugural, los agentes del Seprona que recorrieron el monte para comprobar que todo transcurría con normalidad, constataron que los aficionados a la cinegética cumplían con todos los requisitos obligatorios para la practica de este deporte.

Los cazadores a los que se solicitó la documentación llevaban consigo tanto las licencias de caza como las de armas, obligatorias, lo que sorprendió a los agentes de la Guardia Civil, que estaban acostumbrados a que, en años anteriores, se diesen casos de personas que carecían del permiso o lo tenían caducado. Las mismas fuentes explican que las normas se están cumpliendo ahora, y de forma generalizada, gracias al mayor control que existe después de que se desmantelase este año la trama que vendía permisos de caza sin hacer el examen obligatorio.

Los mismos profesionales del instituto armado aseguraron que en los próximos días intensificarán su presencia en la sierra para asegurarse de que los cazadores respetan las distancias de seguridad con casas, caminos y carreteras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Por primera vez en años, los cazadores identificados por el Seprona tenían todo en regla