La red viaria centrará la invesión de la Xunta en Barbanza en el 2014

BARBANZA

20 oct 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Con las arcas de los concellos totalmente anémicas y su capacidad inversora al mínimo, las únicas obras que pueden esperarse en la comarca son las que tienen financiación europea, estatal o autonómica. A finales de septiembre se dieron a conocer las cuentas elaboradas por la Administración central, y no puede decirse que hubiese demasiadas alegrías. La única inversión en Barbanza en el 2014 será la depuradora de Ribeira, quedando fuera demandas históricas como la limpieza de la ría noiesa. Por tanto, todas las esperanzas se centraban en la Xunta. Ayer, el ejecutivo de Núñez Feijoo dio a conocer los presupuestos para el próximo año. ¿Son buenos? Difícil responder a ello. Consignan, en partidas específicas, 37,8 millones para la zona. La mayoría, para infraestructuras viarias.

Las carreteras absorberán en el 2014 casi 29 millones de euros. Un total de 13,48 millones de euros irán para pagar el corredor de Santiago a Noia y la autovía barbanzana. Muchos se preguntarán cómo es posible que esas obras consuman dinero si ya están realizadas. Pero hay que recordar que estas actuaciones se hicieron mediante el sistema que popularmente se conoce como peaje encubierto, es decir, que la Administración las va pagando poco a poco.

Viejas demandas

El resto de la inversión en carreteras tiene nombre propio: se llama variante de Noia y cuenta con un presupuesto para el 2014 de 15,01 millones de euros. A mayores, también se consignan 500.000 euros para la mejora del firme, señalización y colocación de barreras en la carretera AC-550 a su paso por Muros. Pese a que las partidas para la red viaria capitalizan la inversión de la Xunta en la comarca, continúan quedándose sin presupuesto algunas obras prometidas en un sinfín de ocasiones.