El nuevo comandante al frente del EVA-10 se pone al servicio de la sociedad civil

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

BARBANZA

SIMÓN BALVÍS

José María Gómez Sánchez tomó posesión del cargo en una solemne ceremonia celebrada en la base militar del Iroite

06 sep 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Una solemne ceremonia a la que asistieron representantes de los tres ejércitos y responsables políticos de la comarca dio la bienvenida a la base del Escuadrón de Vigilancia Aérea número 10 (EVA-10) al comandante José María Gómez Sánchez, que a partir de ahora asumirá el mando de la unidad. Durante la toma de posesión, y en una breve intervención, el nuevo responsable del acuartelamiento aéreo se puso al servicio de la sociedad civil, representada por los alcaldes de Boiro y Ribeira y concejales de A Pobra y Lousame, así como el senador Torres Colomer.

Antes de eso, tuvo lugar el relevo oficial al mando del EVA-10, presidido por el general jefe del Sistema de Mando y Control del Ejército del Aire, Francisco Miguel Almerich Simó, que pasó revista a las tropas formadas en el exterior de la base del monte Iroite. Luego, se dio lectura al boletín oficial en el que se designó a José María Gómez como nuevo responsable, y este tomó posesión del cargo realizando el juramento oficial.

«Estoy convencido de que realizarás una excelente labor al frente del EVA-10, que tiene como misión principal la vigilancia y control del espacio aéreo. Pero tendrás otra tarea, la de mantener e impulsar las relaciones con las instituciones civiles. Esta es una línea de actuación clave para la excelente relación que debe existir entre las fuerzas armadas y la sociedad a la que servimos». Este fue el guante que Francisco Miguel Almerich lanzó al nuevo comandante jefe del EVA-10, y este lo recogió dirigiéndose a las autoridades civiles que acudieron al acto: «A las instituciones aquí representadas, decirles que, como siempre, aquí está el escuadrón, conmigo al mando, para lo que necesiten».