Verano de fiestas «hippies» y recepciones en Porto do Son


1 Cada verano, el municipio de Porto do Son se convierte en un hervidero de forasteros que llegan a tierras barbanzanas atraídos por sus paisajes y sus playas. Este no ha sido una excepción, y fiestas varias como la organizada por el Real Club Náutico de Portosín hace unos días han contribuido a dar ambientillo a la vida social sonense. Sin embargo, entre tanto veraneante, este año ha destacado la visita del presidente de Irlanda, Michael Daniel Higgins. Tan ilustre turista no ha pasado desapercibido tampoco para el gobierno local, que ayer, con el alcalde, Luis Oujo, a la cabeza le ofreció una recepción oficial. Durante el acto, el jefe de estado irlandés recibió varios obsequios, entre ellos la insignia de oro del Concello y una acuarela de Nacho Costa, y aseguró que esta no será su última visita a la zona. Destacó la tranquilidad de la villa sonense, lo que le permite enfrascarse en su afición a la escritura, la gastronomía y el trato amable de los vecinos. También aprovechó la ocasión para desvelar que llegó al municipio de la mano de uno de sus hijos, que lo conocía puesto que durante cuatro año residió en Vigo.

Estilo ibicenco

2 Otro de los acontecimientos del verano sonense tuvo lugar en las instalaciones del Club Náutico de Portosín, que con motivo de una fiesta se engalanó al más puro estilo ibicenco. El aire hippy-chic también se hizo notar, y mucho, en la indumentaria que lucieron los numerosos invitados de Ana López Roca e Isabel Patiño Amboage, las dos socias de la entidad que se encargaron de organizar una celebración a la que no le faltó detalle. Pinchos, cócteles, photocall y la música de un pinchadiscos ambientaron la concurrida fiesta. Nadie quiso perderse la cita, tampoco Fernando González, presidente del club.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Verano de fiestas «hippies» y recepciones en Porto do Son