Las urgencias se disparan en el hospital con días de 110 pacientes

María Hermida
maría hermida RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

SIMÓN BALVÍS

Acuden numerosos enfermos mayores con patologías crónicas graves

13 ago 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Las urgencias se disparan estos días en el hospital barbanzano. La causa no está demasiado clara. Se cree que, como pasa habitualmente en los veranos, hay un cúmulo de factores que hacen que algunos días acudan al centro sanitario ubicado en Oleiros más de cien pacientes -el domingo, por ejemplo, hubo 110-. Entre los culpables del colapso hospitalario está el hecho de que la población aumente como la espuma en la comarca en verano, el calor de estos días, los típicos accidentes en las playas y muchas otras cuestiones sin determinar.

Sea por unas cosas o por otras, estos días la media de pacientes atendidos al día se acerca a los cien, una cifra superior a la del mes de julio y, por supuesto, lejana a los datos habituales del invierno, cuando salvo épocas de especial incidencia de la gripe lo normal es que haya unos 70 pacientes por jornada.

Necesitan ingreso

Aunque es muy difícil establecer un perfil de las personas que acuden a urgencias, desde el hospital señalan que están atendiendo a muchos mayores con enfermedades crónicas que se han agravado, bien sean patologías de tipo respiratorio o cardíaco. Algunos de esos ancianos están de vacaciones en la comarca y, a veces, el simple hecho de haber salido de su ambiente habitual les agrava la enfermedad. Señalan también fuentes hospitalarias que lo habitual en estos casos es que los pacientes requieran ser ingresados. Esta circunstancia complica el día a día en el complejo sanitario de Oleiros, ya que el centro no anda sobrado de camas y cuando hay picos de urgencias suelen colapsarse las plantas de internamiento.