Barbanza se suma al duelo con crespones y condolencias

m. x. blanco RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

Las banderas ondean a media asta y Boiro guardó un minuto de silencio

26 jul 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Pese a que lució el sol en buena parte de la jornada, el de ayer fue un día negro para los barbanzanos. La comarca entera se sumó al duelo que se vive en Galicia con banderas ondeando a meda asta, crespones negros e incontables mensajes de dolor y apoyo para los heridos y las familias de las víctimas del accidente ferroviario de Angrois. Todo indica que la riada solidaria irá a más hoy, pues desde todos los concellos se anima a los vecinos a participar en las concentraciones convocadas.

De forma casi espontánea, ayer un grupo de boirenses, entre los que se encontraban el alcalde y buena parte de la corporación local, se reunieron al mediodía a las puertas de la casa consistorial, donde guardaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas del trágico accidente.

A través de un comunicado, el Concello de Ribeira también expresó sus condolencias: «Queremos transmitir todo o apoio e alento aos feridos, familiares e achegados das vítimas deste terrible suceso». En Rianxo, los portavoces de los distintos grupos se reunieron a primera hora de la mañana para elaborar un texto conjunto, dirigido tanto a las familias afectadas como a la corporación compostelana: «Nuns momentos tan duros para a nosa capital e, en especial, nesta data tan significada para a cidade e todo o país, reciban todo o noso agarimo e apoio». Desde la villa de Castelao también se quiso reconocer «a actuación exemplar dos veciños de Angrois».