¿Quién dijo que los museos eran unos sitios aburridos?

Los pequeños de Porto do Son pasaron una divertida tarde en el Marea


Ribeira / la voz

Diversión y museo no siempre son palabras sinónimas para los niños. Cuando se pronuncian juntas, a veces les queda la cara echa un cuadro y muchos se imaginan recorriendo el Louvre sin entender nada de arte. Pero en la comarca de Barbanza hay lugares que llevan ese nombre y que son una caja de sorpresas. Han conseguido reinventar el concepto y convertirse en un lugar idóneo para que los pequeños dejen volar su imaginación.

Es este el caso del Museo Marea de Porto do Son, que guarda en su interior grandes dosis de historia. Se inauguró en la época navideña y desde entonces son muchos los que se han asomado a un lugar que hace magia con el pasado. Ayer, los más pequeños del municipio se dejaron impresionar por la gran dorna que cuelga sobre la entrada u objetos que recrean distintos oficios relacionados con el mar o el de zapatero, entre otros.

En su cara se reflejaba el asombro. Entendieron entonces que este lugar nada tiene que ver con el aburrimiento.

Tampoco falta la literatura entre estas paredes y hay una frase con la que muchos se quedaron impresionados. Se trata de aquella de Avilés de Taramancos que versa: «Se solto a voz no mar vólvese ceibe, medra no vento, e vén desde unha hora antiga, aínda diáfana, traendo a miña voz doutras idades».

Mucha literatura

La visita se enmarca dentro del programa Xogando coas letras, que coincidiendo con el mes de mayo trata de fomentar la lectura entre los niños. También reforzar el aprendizaje a través de los libros y de los juegos. Esta iniciativa se prolongará hasta el día 31 y los destinatarios son los niños inscritos en la ludoteca.

Parte fundamental del éxito del proyecto depende de la evaluación. Esta se está realizando de forma continua para conocer el nivel de satisfacción de los pequeños con las actividades.

A juzgar por las sonrisas de ayer, parece que la idea tendrá que repetirse. El Museo Marea es ahora también un lugar de entretenimiento infantil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

¿Quién dijo que los museos eran unos sitios aburridos?