Más de seis toneladas de tapones dan esperanza a Irene


Ribeira / La Voz

El primer cargamento reunido por el banco de tapones creado en Barbanza ya ha emprendido rumbo hacia su destino. Ayer por la tarde, partió de las instalaciones de Prefabricados Buxán, en Boiro, un tráiler con algo más de seis toneladas de piezas de plástico para ayudar a Irene, una joven de Boiro con parálisis cerebral que en los próximos meses debe someterse a una intervención y a nuevos tratamientos para mejorar su calidad de vida. Aún falta mucho para lograr el objetivo, pero este primer paso insufla nuevas esperanzas a la adolescente y a su familia.

Desde el pasado mes de marzo, cuando se dio a conocer el banco de tapones barbanzano, se han reunido unos veinte contenedores con cerca de siete toneladas. Por cada una de ellas, los promotores de la iniciativa recibirán 250 euros, gracias a que la empresa Felipe Ces se encarga del transporte sin coste alguno para la entidad.

Todavía queda mucho por andar, ya que se necesitan unas 65 toneladas para reunir los 15.000 euros que Irene precisa para su operación de fibrotomía gradual. En verano, la joven, de 15 años, se someterá a una revisión en la que los médicos decidirán si pasa por el quirófano ya o si debe esperar unos meses, por eso, es importante reunir los tapones necesarios lo antes posible. El primer peldaño ya se ha subido, falta seguir sumando esfuerzos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Más de seis toneladas de tapones dan esperanza a Irene