El robo de 40 aparejos aviva la petición de más vigilancia en el puerto de Santa Uxía

Los miños que se llevaron los ladrones son del «Sacho» y están valorados en cuatro mil euros


Ribeira / la voz

Cada vez que se produce un robo en el puerto de Ribeira surgen las críticas por la falta de seguridad en el muelle. Y ayer fue uno de esos días. Por la mañana, el propietario del barco Sacho, Ignacio Martínez, descubrió que los ladrones le habían robado nada menos que 40 aparejos de pesca, concretamente miños. Se trata de un material valorado en unos cuatro mil euros, que dejan a su propietario en una situación peliaguda, tal y como él mismo explicaba: «Despois do inverno de temporais que levamos e a crise que hai isto é o colmo». Tanto él como el patrón mayor incidieron en la necesidad de que se controle más el muelle para evitar este tipo de sucesos.

Los aparejos sustraídos estaban, como tantos otros, apilados en el muelle pesquero, bajo una lona. El patrón mayor señaló que muchos usuarios del puerto que no tienen chabola los dejan ahí cuando no los están utilizando. El material robado pesa alrededor de 400 kilos -se calcula que cada miño pesa unos diez- por lo que tanto su propietario como los responsables del pósito sospechan que los amigos de lo ajeno tuvieron que utilizar una grúa y quizás un camión o una furgoneta grande para llevárselos. Los aparejos están valorados en cuatro mil euros, tal y como ayer denunció su propietario en la comisaría ribeirense.

Los puede reconocer

Ya por la tarde, el hombre se dedicó a recorrer todos los muelles barbanzanos para ver si veía sus miños. Dice que puede reconocerlos sin problema porque los montó él y sabe «a maneira na que están feitos». Señalaba que «é moi difícil que aparezan, pero estouno intentando porque a realidade é que quedo nunha situación moi mala». Señaló que tiene seguro del barco pero no sabe si cubre este tipo de situaciones.

Mientras él recorría los puertos, el patrón mayor insistió en que el muelle debería de contar con mayores medidas de seguridad y añadió que él le trasladó a Portos que hay que poner cámaras y tomar más medidas porque continuamente se producen robos o hurtos de gasoil, aparejos de pesca o del marisqueo. Se trata de una situación que, desde que la crisis campa a sus anchas, también se produce en otras radas de la zona. Portos de Galicia señaló ayer que en la dársena de Ribeira ya hay cámaras de vigilancia, y que están funcionando, pero que no se revela su ubicación para no dar pistas a los ladrones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El robo de 40 aparejos aviva la petición de más vigilancia en el puerto de Santa Uxía