La comunidad educativa volvió a la carga con un encierro en el Número Un


ribeira / la voz

La historia volvió a repetirse casi un año después. Padres, alumnos y profesores -cargados al hombro con el saco de dormir- se encerraron en el instituto Número Un de Ribeira en defensa de la educación pública. Tal y como estaba previsto al cierre de esta edición, los participantes en la protesta tratarían de conciliar el sueño sobre el suelo del gimnasio para manifestar su rechazo a los recortes y al anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). Comenzarán a recoger los bártulos hoy en cuanto suene el timbre que anuncia la entrada a las clases de los estudiantes.

Este encierro, que ya se llevó a cabo en diferentes puntos de Galicia con el mismo espíritu, hace prever una primavera reivindicativa, ya que para el 9 de mayo se ha convocado una huelga y este mismo día se llevarán a cabo nuevas movilizaciones en la comarca.

El recuerdo del instituto Coroso

La representante de la plataforma educativa María Rama denunció el descenso de la dotación económica asignada a los centros públicos de Barbanza y recordó la supresión de secundaria y bachiller en el instituto Coroso como el inicio de los recortes. Rama es profesora en el Número Un y afirma que si no hay remedio, el próximo curso serán las familias las que deban hacer frente a los gastos del transporte de las excursiones, por ejemplo.

Cabe destacar que ayer, varios docentes llegaron al encierro con las camisetas a favor de la educación pública que lucen en los instaurados Venres verdes.

También desde este colectivo se lanzan duras críticas a la Lomce, argumentando que se trata de una ley «clasista, antipedagógica, antidemocrática e confesional, que liquida a igualdade de oportunidades e expulsa do ensino aos sectores sociais máis desfavorecidos».

Estudiantes, padres y alumnos están llamados a secundar la huelga del 9 de mayo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La comunidad educativa volvió a la carga con un encierro en el Número Un