Baños de sol entre residuos

La irrupción del buen tiempo lleva a los vecinos a las playas, aunque algunas están bastante descuidadas

J. M. Sande
Ribeira / La Voz

Después de interminables semanas bajo la lluvia, el sol ha entrado de lleno en Barbanza y muchos ciudadanos no han desaprovechado la oportunidad de cambiar el paraguas por la arena y los plumíferos por el traje de baño. Las playas les reciben de manera desigual porque a muchas les falta una puesta a punto o están lejos de ofrecer su mejor imagen. Este es el caso de la siempre concurrida Barraña, de la que Protección Civil ha retirado los restos inorgánicos, unos 2.500 kilogramos de plásticos, envases y trozos de redes. Sin embargo, las algas secas se esparcen por el arenal.

Unos visitantes se mostraban desconcertados porque uno de los mejores escaparates de Boiro no estuviese reluciente.

Vientos del sur

Desde el Concello, el regidor, Juan José Dieste, señala que, en Barraña, los vientos del sur dejan porquería procedente de todas partes. Indica que ya hay una empresa contratada para ocuparse del adecentamiento de los arenales y que se pondrá a la tarea de forma inminente, si el tiempo se estabiliza. Mientras tanto, Protección Civil continuará eliminando residuos.

A la playa urbana de Coroso también le hace falta algún retoque, dado que junto a las algas secas también hay otros elementos arrastrados por el mar. Cabe señalar que los principales arenales del término se adecentaron en vísperas de Semana Santa y, ahora, la brigada medioambiental, según indican desde el Concello, se está ocupando de sacar los residuos no orgánicos.

La actuación en profundidad se ejecutará en Ribeira dentro de un mes.

Las principales áreas de baño del municipio de Muros, como el arenal del casco urbano y el de San Francisco, en Louro, ofrecen una imagen bastante aceptable. Desde el Ayuntamiento se indica que se realizó una limpieza en las vacaciones de Pascua y que ahora es necesario intervenir con mayor intensidad.

Por lo que respecta al término sonense, en estas jornadas en las que el sol por fin ha hecho acto de presencia no se ha llevado a cabo ningún trabajo de adecuación de los arenales.

Las limitaciones presupuestarias y el temor a que estos días de sol no se prolonguen demasiado son los motivos argumentados para explicar el inadecuado estado en el que se encuentran diversas playas. Lo cierto es que este drástico cambio en el tiempo ha pillado desprevenidos a muchos ayuntamientos.

Con o sin restos orgánicos e inorgánicos sobre la arena, a los ciudadanos no parece haberles cogido con la ropa veraniega muy a desmano y ya han comenzado a verse las primeras toallas de la temporada.

Si las previsiones meteorológicas se cumplen, todo apunta a que la afluencia a las playas el fin de semana puede ser elevada.

La playa de Cabío presenta un aspecto inmaculado. El jueves por la tarde, las huellas de la maquinaria encargada de recoger los restos esparcidos por la arena estaban impresas sobre la arena e iban borrándose con la llegada de los bañistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Baños de sol entre residuos