Entretenidas jornadas sin clase

M. x. Blanco RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

SIMÓN BALVÍS

Más de 250 chiquillos participan estos días en talleres y campamentos

26 mar 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Pese a que no había cole, un buen número de chiquillos de Barbanza se levantaron ayer a golpe de despertador. Cambiaron las aulas por polideportivos y centros culturales, donde, protegidos de la lluvia, participaron en talleres lúdicos y campamentos promovidos con el fin de facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral durante este largo puente.

Fueron más de 250 los niños que ayer comenzaron unas entretenidas minivacaciones, donde no cabe tiempo para el aburrimiento. Y eso que la lluvia parece que se empeña en truncar los planes en algunas localidades. En Ribeira, por ejemplo, obligó a hacer cambios en el campamento pirata, que tuvo que desarrollarse íntegramente en el polideportivo del instituto Número Un. Si la meteorología se alía con la zona, los cuarenta chavales que participan en la actividad realizarán hoy y mañana salidas por la ciudad.

Lo mismo ocurrió en A Pobra. Allí el centro de operaciones es el pabellón del Salustiano Rey Eiras, donde los cuarenta niños que se sumaron al campamento permanecieron guarecidos toda la jornada de ayer. También en este caso, hay previstas pequeñas excursiones y juegos al aire libre.