La facturación de las lonjas cayó 8,1 millones desde el 2008

Los mayores descensos corresponden a las de A Pobra, Porto do Son y Cabo, mientras que Portosín, Muros y Ribeira aumentaron los ingresos


ribeira / la voz

Aunque la situación en el sector pesquero dista mucho de ser buena, principalmente porque los continuos recortes en los cupos de capturas ponen a la flota contra las cuerdas, continúa siendo un salvavidas para muchos ciudadanos de la comarca. Lo demuestra el hecho, por ejemplo, de que Ribeira es el municipio gallego con más trabajadores dados de alta en esa rama productiva, por encima de las 1.500 personas, o que las actividades vinculadas al mar figuren entre las que registran mayor número de contratos en Barbanza. A diferencia de la construcción, la pesca no es un bum pasajero y, como resaltan los especialistas, en tiempos de crisis se convierte en un refugio laboral. Sin embargo, la caída del consumo, que redunda en un descenso de los precios, las constantes limitaciones en los topes de capturas y los factores climatológicos que causan la mortandad del marisco pasan factura en forma de números. El dinero que movieron las lonjas de la comarca el pasado año fue inferior en 8,1 millones de euros al computado en el 2008, cuando empezó la crisis.

El pasado año, la rula de Ribeira se convirtió en la tercera más importante de Galicia, por detrás de A Coruña y Vigo, en descargas de producto fresco. Logró una facturación histórica de 39 millones, lo que la colocó en el quinto lugar de la comunidad. El dato es positivo, especialmente si se tiene en cuenta que los ingresos habían caído en los últimos cinco años y que, por ejemplo, la facturación del 2011 fue de 35 millones, unos 2,3 millones menos que la obtenida en el 2008.

Las excepciones

Sin embargo, el caso ribeirense constituye, junto con el de Portosín y Muros, una excepción. Según los datos de Pesca de Galicia, estas tres rulas son las únicas que incrementaron su movimiento económico en el 2012 con respecto al 2008. También mejoraron sus resultados entre el 2011 y el 2012.

Precisamente, la rula que mejor evolución tiene desde el inicio de la crisis es la de Portosín que es la que, porcentualmente, experimenta un mayor crecimiento. En el último lustro, el aumento ha sido del 45% y en el 2012 se situó en el 27,4%, por encima del 11% computado en Ribeira. Esto se explica por la revalorización del pescado del cerco frente a otras especies que tienen menos demanda por la situación de la economía.

Muy distintas son las cosas en Porto do Son, con una caída del 58% desde el 2008. La situación es especialmente delicada ahora porque el pulpo, que constituye el 70% de su facturación, no se vende. La caída de las subastas ha sido muy importante en el último año, pasando de los 104.566 kilos del 2011 a los menos de 49.000 del año pasado.

Entre las cofradías que tienen en el marisqueo su principal fuente de ingresos, la situación resulta especialmente delicada en A Pobra, con una pérdida de movimiento económico del 68% en el último lustro, y en Cabo de Cruz, donde el descenso es del 53%.

Mejoras puntuales

Únicamente el bivalvo de muy buena calidad sigue pagándose a precios elevados, según los patrones mayores. El de tipo medio es el que tiene más dificultades para su comercialización. Solo en vísperas de unas fechas tan señaladas como las navideñas se observa un repunte.

A esto hay que añadir que, desde hace unos tres años, las capturas van a menos. Se observa en los bancos de libre marisqueo, en los que a los pocos días de iniciarse la campaña ya tuvieron que reducirse topes para mantener los precios y poder extender la campaña.

Los factores climatológicos también están teniendo una gran incidencia. En el 2011 y principios del 2012 fue la sequía y en el arranque del 2013, la lluvia, que arrasó con más de la mitad de la producción en los bancos. A ello cabe unir la total desaparición del berberecho en la ría de Arousa.

La caída global de ingresos por ventas en el último año ronda los 650.000 euros

El movimiento económico de la rula de Portosín subió un 45% en un lustro

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La facturación de las lonjas cayó 8,1 millones desde el 2008