Vecinos de Queiruga piden más seguridad en la AC-550 a su paso por la escuela

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

SIMÓN BALVÍS

El personal del colegio recuerda que se evitarían atropellos como el del lunes

19 dic 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Los vecinos de Queiruga están cansados de pedir desde hace años a los responsables políticos más seguridad en la AC-550 a su paso por esta población. Este concurrido vial autonómico -que concentra cada año el mayor número de accidentes de toda la red comarcal- está formado en Queiruga por un tramo con pronunciadas curvas que, en el caso de tomarlas a demasiada velocidad, son motivo de accidentes o de sustos, tanto para el peatón como para el conductor. Una de estas situaciones se vivió el lunes con un atropello. Es por eso que, ayer, los vecinos y el personal que trabaja en el centro volvieron a exigir más seguridad vial en esta población.

Una de las personas que ponía voz a la denuncia es una trabajadora de la escuela, que aseguró que, desde hace muchos años, en cada consello escolar se le recuerda a los representantes del Concello la necesidad de colocar más señalización: «Pedimos un paso de cebra o uno o varios pasos elevados que obliguen a los conductores a reducir la velocidad, pero pasa el tiempo y nadie hace nada».

Otro de los factores que hace más peligroso el tránsito rodado por Queiruga es la parada de autobús que existe, ya que cuando un vehículo de estas dimensiones está recogiendo pasajeros, los turismos que vienen por detrás no suelen esperar y lo adelantan en una calzada sin apenas visibilidad para saber si otro coche viene de frente.