La planta de Servia producirá electricidad a partir de los residuos orgánicos que desecha

La empresa, FCC, tiene permiso para construir una central de cogeneración


Noia / La Voz

Siete meses después de que Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) solicitara la autorización administrativa para la ejecución de una central de microcogeneración de biogás en la planta de Servia, la Consellería de Industria ha informado favorablemente la iniciativa dando luz verde al proyecto. La idea es aprovechar los desechos orgánicos del vertedero de rechazos del complejo ambiental radicado en Lousame para generar electricidad.

El biogás es un efluvio que se origina por la acción de las bacterias en el proceso de biodegradación de la materia orgánica, y para conseguirlo se utilizan todo tipo de residuos, desde sólidos urbanos a ganaderos e incluso lodos de depuradora. En el caso de la planta de Servia, se emplearán los deshechos del vertedero de rechazos para generar electricidad a través de una pequeña central que, según las condiciones de la autorización concedida por la Xunta, deberá empezar a funcionar dentro de un año y medio.

El proyecto incluye la instalación de dos microturbinas de gas con una potencia eléctrica de 65 kilovatios, un generador de calor para producir agua caliente y una unidad de tratamiento de biogás.

Una vez que los distintos departamentos autonómicos implicados han dado su visto bueno, se presume que el inicio de los trabajos para acondicionar la instalación está próximo. El proceso para obtener la autorización comenzó el 14 de mayo, un mes más tarde se decidió no someter el proyecto al trámite de evaluación de impacto ambiental y el 10 de octubre la jefatura territorial de la consellería emitió el informe favorable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La planta de Servia producirá electricidad a partir de los residuos orgánicos que desecha