Inega y cinco concellos invirtieron medio millón de euros para reducir el consumo eléctrico

M. Gómez / A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

27 nov 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

El consumo de electricidad es uno de los apartados del gasto corriente que más incidencia tiene sobre la economía de los concellos, de ahí que, de un tiempo a esta parte, sobre todo desde la llegada de la crisis, la mayor parte de los gobiernos municipales se hayan esforzado por reducir la partida destinada a estas facturas. Para ello, cinco ayuntamientos de la comarca contaron con la colaboración del Inega, que realizó diversas aportaciones para la materialización de medidas de ahorro energético que supusieron una inversión total de más de medio millón de euros.

Los proyectos acometidos para la racionalización del consumo eléctrico consisten, fundamentalmente, en la renovación de la iluminación pública exterior, sustituyendo las luminarias existentes por otras de bajo consumo. Otra de las iniciativas a las que se destinó la inversión es la realización de auditorías energéticas, un estudio de las instalaciones existentes en el que se determinan posibles actuaciones para optimizar el gasto.

Varios proyectos

Entre los concellos que se beneficiaron de estas ayudas para la realización de auditorías está el de Lousame, municipio que realizó la mayor parte de la inversión con un total de tres proyectos valorados en más de 289.000 euros.