Diez entidades de la ría toman parte en el juicio del «Prestige»

Cofradías, cocederos y mejilloneros se personan como acusación particular


vilagarcía / la voz

Reanundado el juicio del Prestige el pasado martes, coincidiendo con el décimo aniversario de la pérdida de control del petrolero que capitaneaba Apostolos Mangouras, cabe preguntarse por el papel que la ría de Arousa, tan activa en el combate contra el chapapote, está jugando en estos momentos ante los tribunales. Independientemente de las múltiples acciones individuales que obran en la Audiencia Provincial de A Coruña, son una decena de entidades las que representan los intereses arousanos dañados en aquel fatídico final del 2002. Son diez los colectivos que se han personado como acusación particular.

Se trata de dos cofradías, las de O Grove y A Pobra, que se unen a las de Aldán, Cangas, Portosín y Noia (Galicia) y los pósitos de Viavélez y Lastres (Asturias), que también reclaman responsabilidades por la nefasta gestión que cristalizó en la peor catástrofe ambiental que se recuerda no solo en el país, sino también en la amplia franja del litoral atlántico que media entre Portugal y Francia.

En la mayoría de los casos, se acusa a Mangouras, a su jefe de máquinas, Nikolaos Agryopoulos, y al director de la Marina Mercante, José Luis López Sors, de cuatro delitos graves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Diez entidades de la ría toman parte en el juicio del «Prestige»