«El cariño y agradecimiento que recibo no se pagan con dinero»

laura ouviña RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

La profesora busca con este curso que los mayores eviten su deterioro cognitivo y consigan mejorar la memoria

26 sep 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Amabilidad y dedicación son las bases que rigen la vida de Alicia Chedas Lorenzo. Lleva en Boiro desde la década de los setenta, y habla maravillas de la zona. En estos momentos, se halla inmersa en el proyecto Taller para a memoria, en Cabo de Cruz. Este programa es una iniciativa de Cruz Roja.

-¿En qué consiste el taller?

-Este cursillo está encaminado a evitar el deterioro cognitivo de las personas de la tercera edad y a conseguir mejorar su memoria. En el taller damos consejos y advertencias sobre el estilo de vida que deben adoptar los mayores de 55 años. También informamos sobre ejercicios de reminiscencia que pueden hacer en sus casas a lo largo del día.

-¿Cómo tomó la decisión de participar en este curso?

-Una de las responsables del grupo de la Cruz Roja de Boiro me propuso colaborar. Terminaba de jubilarme y vi esta oportunidad como un servicio que debía prestar a los demás. Afortunadamente, participar en el taller fue una grata decisión, ya que el cariño y agradecimiento que recibo no se paga con dinero.