Pasillo de sables en la boda de dos Guardias Civiles


La iglesia parroquial de Santiago de Lampón fue ayer escenario de una boda singular que llamó la atención de los numerosos invitados y los vecinos que pudieron verla de cerca. Se casaron Luz Alessandra Outeiral Rebollido, de Boiro, e Iván Lobo Tejada, de Madrid, ambos integrantes de la Guardia Civil. Ella es cabo y está destinada en Segorbe (Castellón): él tiene la misma graduación y pertenece al Seprona de Sant Andreu de la Barca (Barcelona). Se conocieron cuando se formaban para acceder al cuerpo de seguridad y ayer sellaron su matrimonio en una solemne ceremonia que ofició el párroco Marcelino Sánchez Somoza. Ejercieron de padrinos José María Outeiral Triñanes, padre de la novia; y Concepción Tejada Picón, madre del contrayente. Nada se dejó al azar en la celebración puesto que los novios llegaron a la iglesia de Escarabote en un antiguo pero elegante Rolls Royce. Espectacular el traje de la novia, con cola; que no le fue a la zaga el atuendo del novio: el uniforme de gala de la Guardia Civil. Pero lo que más llamó la atención fue el pasillo de sables con el que los compañeros de los contrayentes esperaron al flamante matrimonio una vez que concluyó el acto religioso. Para mayor solemnidad, la hermana de la novia, Clara, entregó a los contrayentes una Bendición Papal de Benedicto XVI. Al finalizar el apartado religioso, novios e invitados se desplazaron al Pazo de Lestrove donde se celebró el banquete.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Pasillo de sables en la boda de dos Guardias Civiles