Un día para pasarlo en grande, todos juntos

BARBANZA

02 jul 2012 . Actualizado a las 14:45 h.

No hay barreras. Todo es proponérselo, y lograrlo. Lo demostró el pasado jueves el grupo de teatro de Amicos, un colectivo presidido por Esther Vidal. La formación de artistas está integrada por 25 personas con discapacidad intelectual, que se subieron al escenario del auditorio municipal de Ribeira para representar la obra Só ante o perigo. La actuación tenía varios objetivos: uno de ellos, por supuesto, era pasárselo bien, pero otros iban mucho más allá: facilitar la integración social de estos chicos y, además, reforzar su capacidad de comunicación y expresividad.

Para que la velada fuera posible, la entidad contó con el apoyo de La Caixa y del Concello de Ribeira. Fue un año de intenso trabajo, pero el western quedó de lo más logrado. En el día de la puesta en escena, además de representantes de los organismos colaboradores, estuvo también presente la directiva, así como padres y otros familiares de los jóvenes que, el jueves, pusieron de manifiesto que nada está fuera de su alcance.

Clausura en el balneario

2 En los últimos meses, desde el Concello de Mazaricos se puso en marcha un curso de gimnasia de mantenimiento. A modo de clausura, los asistentes a él (unos cuarenta) pudieron disfrutar de una jornada en el balneario de Compostela, situado en Brión. Con ellos se fue Vanessa Cambeiro, trabajadora municipal y coordinadora del curso, así como Begoña Rial, encargada de impartirlo. Todos juntos se lo pasaron en grande. El éxito garantiza nuevas y futuras ediciones.