Las plazas de guardería son insuficientes en cinco concellos

La oferta privada no siempre cubre las necesidades de la población


Ribeira / La Voz

La famosa conciliación familiar es un término del que cada vez se habla más, pero la utilización de esta expresión es directamente proporcional a las dificultades para ponerla en práctica. Prueba de ello es que en la mitad de los concellos de la comarca la oferta de plazas en escuelas infantiles, puntos de atención a la infancia (PAI) e incluso guarderías privadas es insuficiente.

Que en los centros incluidos en la red de escuelas Galiña Azul de la Xunta, al igual que en la tercera guardería pública de la comarca, la de Ribeira, haya lista de espera no es ninguna novedad, sin embargo, el problema no ha hecho más que ir en aumento. Por ejemplo, en el caso del centro de Santa Uxía se da la circunstancia de que este año, por primera vez desde su puesta en funcionamiento, hay niños aguardando por una plaza en el horario de tarde y, en total, son 43 los pequeños sin puesto.

Esta circunstancia se ve agravada porque, además, tampoco quedan vacantes en los centros privados. Por un lado, existe una ludoteca en la que los padres pueden dejar a sus hijos a partir de los 2 años de edad que tampoco tiene espacio para más usuarios y que tuvo que dejar en espera a una decena de menores. Por otra parte, hay una guardería que también cuenta con una elevada demanda.

En cuanto a Boiro y Rianxo, aún está por ver si habrá lista de espera, ya que el plazo de preinscripción concluyó hace apenas unos días, pero si se mantiene la tónica de cursos precedentes habrá más demanda de plazas que oferta. De hecho, la conselleira Beatriz Mato ya anunció que las obras de construcción de una segunda guardería en la localidad boirense comenzarán este mismo año, y falta que hace, dado que en dos de los centros privados que existen no quedan vacantes y, en el caso de la guardería Sagrada Familia, hay media docena de niños en lista de espera.

Bien distinto es el caso rianxeiro, donde no hay alternativas a la escuela infantil Galiña Azul dado que no existen instalaciones de este tipo de carácter privado.

Horario de mañana

En municipios como el de A Pobra, en cambio, la oferta de puestos de guardería es exclusivamente privada, y tampoco en estos recintos andan sobrados de espacio, especialmente en el horario de mañana, el más demandado, con diferencia, en la mayoría de los recintos consultados. De hecho, en uno de ellos sí quedan plazas por las tardes para todos los tramos de edad, mientras que en otro no quedan vacantes para niños de 2 a 3 años.

Mención aparte merece Lousame, donde, al igual que en Rianxo, no hay oferta privada, pero sí cuentan con un punto de atención a la infancia (PAI). Este servicio, sin embargo, también se muestra insuficiente, sobre todo en el horario matutino, e incluso recibe solicitudes de vecinos de concellos limítrofes. De hecho, algunos padres dejan a sus hijos por la tarde para tener más fácil el acceso a una plaza de mañana el próximo curso.

En Carnota, donde también cuentan con un PAI, tampoco andan sobrados, aunque se espera que con la apertura de la escuela infantil de la Xunta el próximo curso sobren plazas.

Por su parte, en el PAI de Outes, que tiene una mayor flexibilidad a la hora de dar entrada a los pequeños, no hay problemas, como tampoco se registran en Noia, donde las guarderías privadas son suficientes para atender toda la demanda existente, igual que en Portosín, donde el único centro del municipio tiene un aula cerrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las plazas de guardería son insuficientes en cinco concellos