Golpes solidarios en Boiro

María Hermida
maría hermida RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

SIMÓN BALVÍS

Casi 400 personas asistieron a la velada de boxeo por Paula, en la que lograron recaudarse 2.300 euros

22 abr 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Suena raro que los puñetazos puedan ser solidarios. Pero lo son. Al menos lo fueron los que se pegaron los 18 participantes en la velada de boxeo que tuvo lugar el viernes por la noche en Boiro. El intríngulis está en que la recaudación de esa actividad fue íntegra para la campaña por Paula, la niña boirense que nació sin sacro y está recibiendo tratamiento en Alemania. Llegaron a recaudarse 2.300 euros, que suponen un nuevo pasito para alcanzar todo el dinero que hace falta para curar a la pequeña.

El organizador de la actividad fue el Club Barbanza de Deportes de Contacto, que se encargó de que no faltase ni un detalle para recibir a los asistentes en el pabellón de Barraña. Luis Torrado, que se encargó de toda la intendencia, señalaba ayer que tenía una sensación entre dulce y amarga. No en vano, esperaban que acudiese más público. Aún así, hay que destacar que consiguieron una meritoria asistencia de unas 360 personas, en las que predominaban las caras jóvenes. La recaudación vino dada gracias a las entradas que pagaron los asistentes, a razón de ocio euros por asiento en la grada y diez por las sillas.

Fueron un total de 18 peleas las que pusieron emoción a la noche. Hubo golpes para dar y tomar. La organización destacó la actuación del púgil local José Antonio Fernández, que se midió en el ring ante el coruñés Planas, en un combate que acabó en nulo. Al parecer, el boxeador boirense mostró una calidad propia de un profesional, lo que dejó encantado al respetable del pabellón de Barraña.