Los cazadores de híbridos tienen que entregar cada animal abatido a Medio Ambiente


La unificación de los colectivos de ganaderos, cazadores y comuneros que la Xunta de Galicia ha gestionado para realizar las batidas y esperas que pretenden acabar con los lobos híbridos en la sierra de Barbanza ha dado pie a una normativa específica. Para participar en esta iniciativa, que busca la erradicación del lobo híbrido de Barbanza para evitar que se mezcle con los ejemplares ibéricos, es preciso estar incluido en la relación de cazadores autorizados que la Consellería de Medio Ambiente ha efectuado. Además, en el caso de abatir algún animal deberá entregarse inmediatamente al agente territorial de Medio Ambiente en la zona.

Antes de realizar una salida al monte tendrá que ser comunicada con la antelación suficiente a la consellería, indicando el día, el paraje y las horas en las que desarrollarán las batidas. Además, esta situación también tendrá que comunicarse a la Guardia Civil. Por motivos de seguridad, en cada espera no podrá haber más de dos cazadores en un mismo punto. Tampoco podrán moverse bajo ninguna circunstancia del puesto mientras realicen la espera.

Política de armas

Las personas que salgan al monte con el consentimiento del Gobierno gallego tendrán que, tanto antes de llegar como al abandonar el puesto en donde realizan las batidas, desmontar y enfundar sus escopetas. Los lugares en donde más se está actuando ahora son Lamas de Rei y Penas de Calo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los cazadores de híbridos tienen que entregar cada animal abatido a Medio Ambiente