La variante reabre las heridas entre la Xunta y el gobierno noiés

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO NOIA / LA VOZ

BARBANZA

Agustín Hernández acusa a BNG y PSOE de defender ahora la carretera

21 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

La visita que el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, realizó ayer a Noia sirvió, además de para supervisar la obra de saneamiento en esta villa, para evidenciar las diferencias que existen entre el Ejecutivo gallego y el equipo de gobierno local. Hernández acusó primero al bipartito de la Xunta de paralizar la obra del vial cinco años, para luego cargar contra los representantes del PSOE y el BNG en el tripartito local por mantener una doble moral, al valorar la posible modificación que el proyecto de la variante puede tener en el paso elevado previsto en Orro para comunicar el corredor con el viaducto.

Enlace de Orro

El día y la noche. El conselleiro Hernández aseguró que la posible supresión del paso elevado de Orro responderá a cuestiones técnicas, y siempre garantizando la seguridad de los conductores y el mejor funcionamiento de la conexión entre el corredor y la variante: «Paréceme moi ousado defender agora a funcionalidade da variante cando estiveron cinco anos intentando retrasar o proxecto cun trazado que era inviable e outras formas, para vir agora a protestar un pequeno cambio. A realidade é que esta Xunta foi a única que tivo vontade da facer a estrada, tal e como se está demostrando».

OBRA DE SANEAMIENTO

«Fácil solución». La instalación del nuevo saneamiento de Noia está ejecutada en un 23%, según la Xunta. Hernández apuntó que el informe de Patrimonio hecho público hace pocos días tendrá fácil solución y no generará ningún retraso en el proyecto, cuya finalización está prevista para el 2013. El plan tiene un presupuesto de 4,4 millones de euros y pretende, en parte, dar solución a los problemas del saneamiento instalado en la segunda mitad de los noventa con importantes deficiencias.