Seis concellos acudirán al plan de rescate para pagar a proveedores

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Outes, Noia y Mazaricos lo ven innecesario, mientras que Rianxo lo está valorando

17 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Siguiendo lo establecido por el Gobierno central, los concellos remitieron, no sin algunos apuros, el informe sobre las facturas pendientes de pago anteriores al 31 de diciembre del 2011. Se trata de deudas contraídas con empresas que no han sido saldadas, algunas de ellas desde hace bastantes años. Según los datos facilitados, los ayuntamientos de la comarca deben 7,8 millones de euros. De hecho, seis acudirán al plan de rescate para pagar a proveedores.

Solo uno de los once municipios de la comarca, Mazaricos, tiene los pagos al día, según manifestó el propio alcalde, Manuel Santos Maneiro, en el pleno celebrado el pasado martes. En esa sesión se dio cuenta de que había 120.000 euros pendientes de abonar y se acordó emplear para ello parte de los 200.000 euros del remanente positivo de tesorería.

Hay otros dos ayuntamientos, Outes y Noia, que tampoco recurrirán al plan de rescate aprobado por el ejecutivo de Mariano Rajoy para acabar con la morosidad de las Administraciones locales. En el caso outiense, el mandatario, Carlos López Crespo, subrayó que las facturas pendientes de abonar ascienden a 173.000 euros, pero que el Concello tiene pendiente de recibir una cantidad superior y, por lo tanto, las liquidará con el dinero que debe ingresar.