Los ayuntamientos deben elaborar un plan de ajuste que el Gobierno tiene que aceptar

La Voz

BARBANZA

17 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Amén de la obligatoriedad de mandar los datos económicos, los ayuntamientos que tienen deudas con proveedores tienen que elaborar un plan de ajuste que, además de ser refrendado por el pleno, debe contar con el visto bueno del Gobierno central.

En ese proyecto de actuación, las Administraciones locales tienen que explicar qué medidas van a tomar para liquidar sus cuentas o, en el caso de acogerse al préstamo que ofrece el Estado, para satisfacer las cantidades que se impongan.

Si la Administración estatal considera que un Ayuntamiento no ofrece garantías suficientes para el pago de las deudas, directamente sacará el importe de lo que a ese concello le corresponde de su parte de los tributos del estado.