Alumnos de Barbanza se vuelcan en paliar el hambre en el Sáhara

Los refugiados del país africano recibirán alrededor de dos toneladas de alimentos


ribeira / la voz

La juventud no está dormida y reacciona para ayudar a los más desfavorecidos. Así lo han demostrado los alumnos de trece centros educativos de Barbanza que colaboraron en la campaña de recogida de alimentos que puso en marcha la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui. Cajas repletas de comida se apilaron en los últimos días en colegios e institutos, sumando kilos y kilos de lentejas, harina, azúcar o arroz, entre otros productos de primera necesidad. Eso sí, también hubo algún niño que quiso proporcionar Nocilla o galletas. Y es que consideraron que los más pequeños del Sáhara también tienen derecho a disfrutar de lo que a ellos más les gusta.

Más de dos toneladas de alimentos llegarán en los próximos días a los campamentos de refugiados del país africano. Las cajas recorrerán un largo viaje que pasará por Vigo, Alicante y Argel. La delegada de la entidad en Barbanza, Amparo Cerecedo, se mostró muy satisfecha de los resultados que ha cosechado su llamada. Y es que, según aseguró, la situación es cada día más preocupante allí y los cooperantes que han llegado recientemente del Sáhara alertan sobre que hay población que solo consigue arroz.

Cabe destacar que a los más de 2.000 kilos de alimentos que ya se han recogido hay que añadir el peso de las latas de conserva que también han aportado los alumnos y sus familias.

Trabajar sin descanso

Aunque por el momento se desconoce a cuantas personas podrá llegar esta importante ayuda, desde la asociación confían en que este gesto contribuya a paliar el hambre.

La delegación barbanzana de Solidariedade Galega co Pobo Saharaui no descansa y seguirá trabajando incesantemente en los próximos meses para ayudar a los refugiados. El verano está a la vuelta de la esquina y son varias las campañas que se están preparando, siendo además destacable el éxito que está cosechando el programa Vacacións en Paz. Este año ya han sido una docena las familias que se han interesado en acoger a un niño de este país africano durante los meses del período estival. Se trata de un número mayor al de 2011 y que demuestra que la solidaridad de los vecinos de la comarca va en aumento y no se deja asustar ni por la crisis económica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Alumnos de Barbanza se vuelcan en paliar el hambre en el Sáhara