El castro de Baroña será señalizado

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO NOIA / LA VOZ

BARBANZA

El entorno natural del yacimiento también contará con indicaciones

08 mar 2012 . Actualizado a las 06:44 h.

El castro de Baroña es mucho más que un asentamiento castreño. Su entorno natural forma parte de un complejo que desde siempre ha cautivado a quienes lo recorren. Es por eso que la restauración del maltrecho yacimiento se completará con la de su entorno natural, que tiene, según el plan especial diseñado para la zona, una extensión que supera las 40 hectáreas. En concreto, los trabajos previstos incluyen la señalización y delimitación del camino principal de acceso al castro para evitar, entre otras cosas, que los visitantes corran algún peligro al descender por las rocas que dan acceso al conjunto de viviendas prerromanas.

El grupo de arqueólogos encargados de realizar los trabajos de restauración explicaron ayer, en boca de uno de sus integrantes, Ángel Concheiro, que se marcará el acceso principal al castro con elementos que no resulten agresivos al entorno ni generen un impacto visual negativo. «Se trata de regular el camino evitando cualquier peligro para los visitantes. Es un acceso peligroso al coincidir con un acantilado y por eso se requiere dotarlo de la mayor seguridad posible», señaló el mismo Concheiro.

Mesa panorámica

Otra de las actuaciones que se incluye en la actuación es la instalación de una mesa panorámica que contendrá información sobre el valor patrimonial de las diferentes partes que componen el asentamiento y su entorno natural. Además, se prevé la colocación de otras señales que guiarán a los interesados en conocer más sobre este icono barbanzano. Los encargados de ejecutar estos trabajos en el castro sonense que busca tanto su rehabilitación como su puesta en valor, explicaron también que otro objetivo incluido en el proyecto es la elaboración de un itinerario del yacimiento.