«Se equivocan al creer que grafiti es un sinónimo de vandalismo»

La artista colabora en el proyecto de Voz Natura en la escuela de Caamaño, decorando las paredes del centro


ribeira / la voz

Los grafitis han llenado de alegría la fachada de la escuela de Caamaño, en Porto do Son. Sarah Portela ha introducido esta técnica en el proyecto de Voz Natura que se está llevando a cabo con los alumnos del centro. Y aunque los más pequeños usan el pincel para dar su toque artístico a las paredes, el respeto a la naturaleza es lo que les mueve a todos para pintar. Árboles, conejos y hasta las entrañas de la tierra envuelven al colegio en una gran obra de arte.

-¿Qué le animó a colaborar con su técnica en el proyecto de concienciación ambiental?

-Mi madre es profesora en el centro y me pidió que colaborase para ayudar a arreglar la fachada. Yo me encargo del grafiti y los niños me ayudan con la brocha, ya que son tan pequeños que ni siquiera tienen fuerza para apretar el botón del bote.

-¿Cómo se empezó a interesar por este tipo de arte urbano?

-Fue hace ya un tiempo. Me empezó a entrar el gusanillo al observar como pintaban mis amigos. Un día me cansé de mirar y me puse a hacer lo mismo. La técnica se aprende poco a poco, no hay muchos secretos.

-¿Cree que el grafiti está suficientemente valorado?

-La gente entiende que son pintadas, pero se equivocan al creer que grafiti es sinónimo de vandalismo. Con todo, creo que poco a poco va gustando y hasta los mayores cuando ven algo acabado que les gusta se dan cuenta de que es arte. Hay pintores que trabajan mucho en este tipo de obras y a mi me han llegado a pedir que decore entradas de comercios, precisamente para que no hagan pintadas encima de los dibujos.

-¿Cuál es la obra más singular que ha hecho?

-Soy muy exigente y no tengo ninguna favorita. Eso sí, me gustaría hacer algo grande en la fachada de un edificio, aunque tenga que subirme a andamios y perder el miedo a las alturas. En Europa hay ya otro concepto del grafiti, Galicia siempre va un poco retrasada en la cultura.

-¿Ha pensado en dónde hacer esa gran obra?

-En cualquier sitio, no he pensado en un lugar concreto. A veces voy paseando y me encapricho con alguna pared. Antes de ponernos a pintar, por supuesto, siempre comprobamos que el espacio no tiene dueño y que no molestamos. Trabajamos a veces de día y otras de noche.

-¿Ha conseguido vivir del arte?

-Solo un poco, me saco algún dinero con la pintura y ahora también colaboro con una compañía de teatro. Me gustaría ganarme la vida con el arte, aunque está bastante difícil.

-¿Y qué dibuja?

-No me gusta pintar letras, prefiero figuras y muñecos.

sarah portela pintora

«También colaboro con una compañía de teatro. Me gustaría ganarme la vida con el arte»

«Me empezó a entrar este gusanillo al observar cómo pintaban mis amigos»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

«Se equivocan al creer que grafiti es un sinónimo de vandalismo»