Una firma de A Pobra ofrece un turismo ligado a la tradición de la conserva

También muestra a los visitantes cómo se elabora vino en la comarca


RIBEIRA / LA VOZ

En un momento tan delicado para la economía, se agradece escuchar la voz de una persona emprendedora. Es el caso de Sandra Touza, responsable de una empresa de A Pobra llamada Ponle Cara al Turismo. Esta mujer habla con una energía tremenda del proyecto que tiene en manos; consistente en organizar visitas guiadas en varios idiomas por Galicia. No es un proyecto turístico al uso, ya que ofrece al visitante la posibilidad de descubrir la esencia gallega a través de degustaciones o de la tradición artesanal e industrial. Esta firma tiene una ruta por la comarca; íntimamente ligada a la cultura conservera de Barbanza.

De esta manera, las personas que contratan los servicios de esta empresa -tiene una página web denominada www.ponlecaraalturismo.com- visitan la conservera Luis Escurís Batalla de A Pobra, donde los productos del mar se elaboran de forma artesanal. Allí pueden observar cómo las manos de los trabajadores le dan forma a las exquisiteces marinas y, por supuesto, degustar algunas de ellas.

El vino autóctono

Y hay más. Con la meta de atraer el mayor número de visitantes posible y a la vez promocionar la economía de la comarca, esta firma también lleva a los turistas a la bodega Entre os Ríos, en A Pobra, que hace vino enmarcado dentro de la indicación geográfica Viño da Terra de Barbanza e Iria. Allí, además de familiarizarse con la cultura de la elaboración del caldo, los visitantes también degustan el producto. Igualmente, se realiza una parada en un local hostelero pobrense para, de la mano de la cocinera Rosalía, descubrir los secretos de la elaboración de una buena empanada de zamburiñas y pan de maíz.

Por si con esto fuese poco, la visita incluye luego paradas en sitios emblemáticos de la comarca, como las dunas, el dolmen de Axeitos o el museo de Valle-Inclán pobrense.

Según indicó ayer Sandra Touza, esta fórmula turística parece que empieza a gustar y, en los dos años que lleva sacando a flote su iniciativa, ya fueron más de 70 las personas que acudieron a la comarca procedentes de Alemania, Holanda o Extremadura. La intención de esta empresaria es continuar en esa línea, de ahí que esté intentando dar sus rutas entre los hosteleros de la zona.

En esa línea, ayer realizó una presentación para los dueños de las casas de turismo rural, los cámpings y otros establecimientos hosteleros. Lo hizo en la firma Escurís Batalla. Los representantes de la hostelería realizaron una visita guiada, para poder explicarle luego a quienes llegan a la comarca en qué consiste esta alternativa turística y cómo contratarla.

En la página web de Ponlecaraalturismo puede observarse que todo aquello susceptible de ser visitado está incluido en esta propuesta. Incluso ofrecen la oportunidad de asistir a cursos de biodanza o cestería. Y de visitar aldeas abandonadas para poder sacar fotos. La creatividad al servicio del turismo.

Votación
16 votos

Una firma de A Pobra ofrece un turismo ligado a la tradición de la conserva