Siete de cada diez aldeas perdieron población durante el último lustro

Xoán r. Alvite MAZARICOS / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

La cifra de habitantes se mantiene invariable desde el 2006 en un total de 112 núcleos

28 ene 2012 . Actualizado a las 07:10 h.

La pérdida de habitantes continúa siendo uno de los principales problemas demográficos que afecta a la mayoría de núcleos de la comarca. Tanto es así que, durante los últimos cinco años, un total de 769 entidades de población de las 1.082 existentes en los once municipios de Barbanza, Muros y Noia han visto reducido su número de residentes. Esto supone que algo más del 70% de los lugares del área barbanzana se han ido despoblando, en mayor o menor medida, desde el 2006.

De la extensa relación de localidades en esta situación hay casos especialmente significativos, como son las poblaciones de A Pobra y Muros, que han visto recortado su vecindario en 157 y 138 personas, respectivamente, lo que las sitúa como las capitales municipales en las que más ha descendido el censo.

En el otro extremo se encuentran los núcleos de Santa Uxía o Aguiño, en Ribeira, que han crecido en 1.292 y 971 personas, respectivamente, o Boiro, que ha ganado 812 habitantes en el último lustro. Noia y Rianxo también han visto aumentar sus residentes en más de 400 ciudadanos en el mismo período de tiempo.