La crisis hace mella en las solicitudes de banderas azules

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

SIMÓN BALVÍS

Varios municipios renunciaron a los distintivos en algunas playas

17 ene 2012 . Actualizado a las 07:02 h.

Está claro que no corren buenos tiempos, ni para la música ni para las inversiones de las Administraciones. Una muestra de ello es el dilema que supuso para varios concellos de la comarca tomar la decisión de solicitar o no las banderas azules para sus playas, un distintivo que prestigia los arenales pero que también exige un esfuerzo en cuanto a dotación de servicios que no todos los gobiernos locales están dispuestos a asumir. El de Outes, que nunca las pide, es el ejemplo más claro, pero hay otros ayuntamientos que este año tendrán menos paños en sus arenales.

Es el caso de Porto do Son, que en el 2011 lució los distintivos en las cuatro playas para las que los había solicitado. Sin embargo, en este 2012 la cifra se reducirá a la mitad, y solo Aguieira y Caaveiro aspiran a la enseña. El edil de Turismo explicó que el hecho de que no vayan a contar con la bandera azul Ornanda y As Furnas, que sí la tuvieron el año pasado, no quiere decir que vayan a dejarse sin servicios, lo que ocurre es que la organización que las concede requirió que se realizaran una serie de mejoras «que son moi custosas e non podemos asumir agora».

A Pobra es el otro municipio que ha visto recortado el número de arenales que aspiran al galardón al renunciar al de A Barca, que el año pasado solicitó sin éxito.