El precio del pulpo sigue alto por el cierre de los caladeros africanos

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Las descargas de pulpo en Porto do Son se mantienen en los niveles más elevados.
Las descargas de pulpo en Porto do Son se mantienen en los niveles más elevados. Simón balvís

El hecho de que no entre cefalópodo de Mauritania y Marruecos está siendo un revulsivo para lonjas como las de Muros o Porto do Son

12 ene 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

«O polbo ten un prezo decente, o peor é que non o hai», así se expresaba ayer Diego Vázquez, representante del colectivo de artes menores en Muros. Aunque durante toda esta semana la cotización del cefalópodo ha ido en un ligero descenso, de los 10 u 11 euros que se estuvieron pagando hasta finales del pasado año por las piezas grandes se ha pasado a los 8,70, los profesionales consideran que se mantiene en unos niveles buenos, con valores medios que oscilan entre los 6,88 euros de Porto do Son y los 7,08 de Ribeira.

Esta tendencia alcista, que comenzó en julio, se debe al cierre de los caladeros de Mauritania y Marruecos, lo que motiva que entren en el mercado muchas menos toneladas de pulpo foráneo y que los compradores mantengan una pugna constante por el producto.

Comparativa

El año pasado en esta época, por ejemplo, la cotización máxima en la rula sonense se situaba en los 6,60 euros, y la media, en 4,96. Ahora mismo está en 7,60 euros el precio medio y en 9 el máximo.

El secretario de la cofradía de Porto do Son, Jesús Longueira, indicó que el hecho de que no llegue pulpo de Mauritania y Marruecos ha sido un revulsivo para la lonja sonense porque se ha subastado mucha más cantidad que en años precedentes, un total de 86 toneladas en el 2011.

Esto se debe a que, al alcanzarse unas cotizaciones tan elevadas, los marineros venden el cefalópodo en la localidad en lugar de en Ribeira, como sucede tradicionalmente. Lo mismo puede decirse de Muros donde, por ejemplo, el martes pasaron por la rula más de dos toneladas, con un valor máximo de 8,60 euros el kilo.

Otro efecto positivo del descenso de la competencia es la llegada de compradores nuevos a rulas como la sonense. No se trata de minoristas, sino de profesionales que adquieren mercancía para congelar, procesar y distribuir en grandes cadenas.

Tras alcanzar máximos históricos, la mayoría de los profesionales creen que la cotización irá en descenso.

7 ?

Valor medio

Aunque hay diferencias según las rulas, el precio medio se sitúa en torno a los 7 euros.

8,70 ?

Cotización máxima

Después de haber llegado a los 10 euros, la cotización máxima oscila ahora entre los 8,50 y los 8,70 euros.