Un inspirado Miguel Vázquez aupó al Náutico Boiro a la victoria

la voz

El Náutico Boiro continúa una semana más en lo alto de la tabla de la Primera División gracias a la victoria conseguida ante el Auria Vella por 3-0. Los boirenses tenían las bajas de Óscar González y Narciso Abalo. Un inspirado Miguel Vázquez realizó un excelente partido, aupando a su equipo a la victoria.

Por el conjunto que entrena Emilio Palacio jugaron: Iván Souto, Miguel Vázquez, Jesús Vázquez, Antón Pérez, Gustavo Romero, Cristóbal Álvarez y Adrián Alves como líbero. Como reservas estaban Daniel Eiras, Rubén Taibo, Manuel Pérez y Daniel Agra.

Por otra parte, cabe señalar que el Reyca Boiro superó al Ames por 3-1 en la liga gallega cadete masculina. Fue un triunfo muy merecido que se fraguó gracias a la efectividad del servicio y a la contundencia de su ataque por las bandas.

Ganó el O Secreto

Las chicas que juegan en la liga provincial cadete ganaron en casa por 3-0 al Bertamiráns, en un encuentro que controlaron desde el principio. Los parciales fueron 25-11, 25-17 y 25-17.

El triunfo también cayó del lado de las jugadoras del O Secreto Boiro en la Segunda Autonómica. Ganaron en Barraña por 3-1 al Bruxas. Se presentaba el choque como un partido crucial para las boirenses después de la derrota ante el último clasificado. Las visitantes se hicieron con el primer set, pero las locales se llevaron el partido mejorando su juego.

Por último, el Redesyl, que milita en la Segunda Autonómica masculina, también saldó la jornada con un triunfo en la capital del Lérez ante el Pontevedra por 1-3. Con este triunfo, los boirenses siguen en la cabeza de la tabla empatados a once puntos con los conjuntos del Lacer y el Teis. Ignacio Cibeira realizó un gran partido, siendo el más destacado del choque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un inspirado Miguel Vázquez aupó al Náutico Boiro a la victoria