Llamamiento a políticos y bancos para tener ayudas


El primer político en intervenir en la gala del pasado viernes fue el alcalde anfitrión, el de Padrón. Antonio Fernández Angueira apeló al «espírito de loita e á valentía que sempre nos caracterizou aos galegos» para transmitírselo a las empresas en estos momentos de especial dificultad. El regidor padronés también aprovechó su intervención para hacer un llamamiento al sector político y bancario para que arbitren «as liñas de axudas financeiras e de outro tipo que necesita o sector empresarial».

Finalmente, Antonio Fernández explicó que la crisis económica debe «servir para corrixir erros e para construír unha economía máis sólida, con capacidade para afrontar os problemas». El alcalde de Padrón felicitó a todos los premiados porque, dijo, «todos contribuídes a xerar traballo e riqueza para o benestar de tantas e tantas familias».

Tras el regidor tomó la palabra el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, quien dijo a los empresarios que tienen la obligación de estar unidos, aunque recalcó que en el caso de la comarca de Barbanza ese paso «xa está dado co traballo da FEB, que lles axuda a ter ánimo». Diego Calvo señaló que las firmas premiadas pertenecen a sectores muy diversos, pero tiene un objetivo común: alcanzar el mayor progreso de la comarca y de sus habitantes, que pasan de 140.000 a 220.000 personas en época estival, precisó.

Exportar a Galicia

Para el presidente de la Diputación coruñesa, los empresarios del área barbanzana son un ejemplo de unión y de colaboración exportable a otras zonas de la provincia y de Galicia. En este sentido, recordó que para «reactivar o consumo e xerar postos de traballo é preciso ir todos xuntos, patronal, sindicatos e Administracións públicas».

En este punto, Diego Calvo habló de las ayudas que tiene la Diputación provincial para el sector, como los tres millones de euros en el capítulo para la modernización de los mercados municipales.

También habló de la oficina de apoyo al comercio local, con colaboración pública y privada, para abrir la actividad a sectores como el ocio, la hostelería y el turismo de calidad, de modo que la comarca pueda «fuxir da estacionalidade».

Todo ello, concluyó Diego Calvo, para combatir la crisis, que ya provocó el cierre en los últimos años de más de 300 negocios de Barbanza, según dijo, y también para encarar el futuro, en el que la empresa tiene el papel de «xerar emprego».

Apoyos: 1.000

Empresas

Es el número de firmas del Barbanza que recibieron respaldo de la Consellería de Industria.

Cierres: 300

Crisis

Son las firmas que han cerrado en la comarca con la crisis, según datos de la Diputación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Llamamiento a políticos y bancos para tener ayudas