«Tería que haber un transporte alternativo ao automóbil que fose rápido e económico»


Desde hace unos meses, Alicia Ares circula a diario por la autovía de Barbanza para trasladarse desde su domicilio, ubicado en Compostela, hasta su puesto de trabajo, en el hospital comarcal de Oleiros. Le supone cada mes «uns 200 euros en gasolina» y emplea alrededor de una hora en la ida y otra de regreso, precisamente porque «non me chega o soldo» para poder permitirse los 1,90 euros que supone utilizar el tramo de la AP-9 entre Compostela y Padrón para luego incorporarse a la autovía.

Las condiciones de la AG-11, según esta enfermera, son «boas» y solo le preocupa circular por esta vía «despois das gardas de 24 horas», precisamente por el cansancio acumulado.

Lo que no ha hecho nunca es circular por la carretera AC-305, a no ser que fuese en autobús, una alternativa que se planteó al iniciar su contrato en el hospital barbanzano pero que finalmente desechó porque «é caro, supón uns 12 euros ao día» y además «tardas unhas dúas horas para ir e outras dúas para volver».

Por eso, Alicia Ares se queja de que actualmente apenas existen alternativas al coche para desplazarse a Barbanza. «Tería que haber un transporte alternativo ao automóbil que fose rápido e económico», sobre todo porque son cada vez más los que a diario se desplazan desde o hacia la comarca barbanzana para incorporarse a su empleo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

«Tería que haber un transporte alternativo ao automóbil que fose rápido e económico»