La FEB gestiona ayudas para paliar la difícil situación de los ejes comerciales

ribeira / la voz

BARBANZA

17 ago 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Integrantes de la directiva de la Federación de Empresarios do Barbanza (FEB) con su presidenta, Gladys Bermúdez, a la cabeza, mantuvieron hace unos días un encuentro con la nueva delegada territorial, Belén Docampo, con la que trataron cuestiones relativas a la difícil situación por la que atraviesan los ejes comerciales que hay en la comarca.

La normativa de la Xunta establece que solo los municipios con más de 10.000 habitantes pueden tener centros comerciales abiertos, mientras que el resto reciben la denominación de ejes comerciales. Esta diferencia también implica que reciben menor nivel de subvenciones. Por ejemplo, no pueden repercutir en las ayudas que perciben de la Administración autonómica los gastos derivados de la contratación de personal para atender las oficinas.

Cambio en la normativa

La presidenta de la FEB considera que es necesario realizar un cambio en la normativa actual porque, según explica, los ejes comerciales están emplazados en lugares con menos establecimientos y en los que resulta necesario impulsar las tiendas tradicionales.

La mayoría de las patronales dependen del personal que se contrata por medio de los planes de empleo de la Xunta para tener un servicio de asesoramiento en sus oficinas. Sin embargo, estos profesionales solo suelen estar contratados durante unos meses.

Por este motivo, la FEB considera necesario que la Administración establezca una fórmula que permita a los ejes comerciales repercutir los gastos derivados de contar con estos trabajadores.

Gladys Bermúdez manifestó que la delegada territorial se mostró muy receptiva a sus indicaciones y que se comprometió a estudiarlas.